jueves, 27 de enero de 2011

Te explico, papá...

Supongamos que uno va en un barco. El barco naufraga y uno es el único sobreviviente. El mar lo arroja a una isla desierta. Para completar el cuadro, digamos que cuando despierta no recuerda NADA de su vida anterior.

En un determinado momento, el tipo se pregunta: ¿Seré el único ser humano?

Hasta acá la historia y desde acá la especulación:

Más allá de nuestro gusto, o más bien nuestro anhelo por lo único y lo extraño; lo cierto es que no hay casi nada en el mundo que sea único. No hay un único rinoceronte, ni una única montaña, ni un único incendio.
Esto se aplica incluso a cosas que escasean y son difíciles de encontrar. Por ejemplo, yo nunca vi un rayo partir un árbol y nunca vi un calamar gigante, sin embargo estas cosas tampoco son únicas. 

Si uno observa un fenómeno, por más extraño que le resulte, hay una casi certeza de que ese fenómeno no es único.

Volviendo a nuestro náufrago, daría lo mismo que se preguntara si el árbol que hay en la isla es único, si el manantial es único, si la palmera es única, o si lo son el sol, la luna o una tempestad. En todos los casos, la respuesta sería la misma. (o sea NO, a ver si nos ponemos las pilas!)

Si usted llegó hasta acá, lo felicito, y como premio le redondeo la idea: estadísticamente podemos decir casi (pero casi casi casi casi) con certeza que nada de lo que vimos, vemos o veremos es único. Esto incluye la raza humana, los ojos de Bette Davis y las tetas de la Cucinotta.


Por si no se dieron cuenta, acabo de contestar la vieja pregunta de si estamos solos en el universo. 
Y gratis.
¿Qué más querés papá? ¿Que te lave el auto?

8 comentarios:

  1. y tambien quiero lavar el auto, pero cuando YO quiera, no cuando el trapito prepotente lo decida, ah si, ya se: soñar no cuesta nada.

    ResponderEliminar
  2. me asaltan en cada esquina, les hago seña de "no" y nada: parece que les hubiera dicho "si".
    ya salgo con plata para ellos especialmente...
    Lo unico que me faltaria es la invasion extraterrestre, seguro alguno me vendria a joder a mi. Soy un radiador, un iman. "Venid a mi" dice mi frente.

    ResponderEliminar
  3. Ofrezco disculpas por la catarsis, pero tu ultima pregunta desperto mi ira, y no porque esté en "esos" dias. XDD

    ResponderEliminar
  4. Caro: Salen camarones para la mesa uno!

    Caro: Aprovechá ahora. Cuando Moyano diga que los trapitos son camioneros no te va a quedar más remedio que lavarlo en cada semáforo.

    Caro: Es que son de la escuela que sostiene que cuando una mujer dice No quiere decir SI. (escuela jodida, eh!)

    Caro: Si sabía que te ibas a poner así me callaba la boca!

    Disancor: Muchas gracias. Igualmente.

    ResponderEliminar
  5. ¡DIOS MÍO! ¡He pasado taaaaaaaaaaaaaaaaanto tiempo buscando la respuesta a nuestra naturaleza en el universo...! Y hasta hace cinco segundos me sentía segura, pero luego recordé que dijiste: "...estadísticamente podemos decir casi (pero casi casi casi casi)...".

    ResponderEliminar
  6. ¿Seré el único ser humano?

    cuando llegué ahí pensé, ¿será que algún bobo que naufraga se va a preguntar eso si no tiene memoria de haber visto a nadie más?
    yo sospecho que sentiría como una cosa muy natural eso de ser el único, porque desde que tiene uso de razón (desde el golpe y el naufragio) no hay más que él.
    el asunto no es cuando alguien se pregunta, el horror ante la certeza de no ser ni ver ni participar de cosas únicas se produce cuando uno ve que otros vieron exactamente lo mismo y hay que decirle chau a la particularidad que lo hace especial.
    en fin, creo que me enrosqué demasiado.

    saludos, monsieur

    ResponderEliminar