viernes, 19 de abril de 2019

Hoy más que nunca, la vanidad es un exceso de candor

El universo, infinito y en expansión, está por cumplir catorce mil millones de años. Nuestro minúsculo planeta, tan sólo uno entre los incontables mundos que pueblan las incontables galaxias, se convulsiona para acomodar a más de siete mil millones de carlitos... Sabrás disculpar si, con estas cosas en mente, no tengo una epifanía cada vez que revoleas el ojete...

Amen.

martes, 2 de abril de 2019

Shhhhhhhh!!!

La mayoría de las palabras que dije en mi vida, bien pudieron no haber sido dichas. Uno habla como si la palabra generara sentido, a veces uno habla con avidez, como si las palabras le quemaran la garganta, como si fueran imprescindibles.

Si alguien realmente dice algo, aunque sea una sola vez, puede su vida darse por bien pagada.

No es elegante andar proclamando sentido todo el tiempo. Decir algo que realmente importe es como tener un hijo, como inventar la cura a la enfermedad más terrible, como descubrir una galaxia.

En una ocasión tan memorable, ni siquiera es necesario proveerse de un oyente. Si el sentido de las cosas dependiera del gusto del público, la vida sería igual que ahora, pero sin remedio.

Es mucho más fácil protagonizar un silencio digno que proferir una palabra que realmente no sobre.

Shhhhh!


sábado, 30 de marzo de 2019

😠-😄


😠
La vida se ríe de todos, 
pero sobre todo, 
la vida se ríe 
de los que se la toman 
demasiado enserio.
😄

sábado, 23 de marzo de 2019

Pim Pum Pam, Mamucha...

Como un tren, que aún avanzando despacio tiene una inercia descomunal.
Como una ola, que apenas acaricia la arena luego de cruzar todo un océano.
Como esa última ráfaga en la que se deshace el huracán más despiadado.
Como el murmullo de un millón de hojas de otoño caídas al capricho del viento de abril.

Con el olor de viejas encuadernaciones.
Con el color desahuciado de un ocaso lento.
Con el sabor amargo del recuerdo más dulce.

Hasta que me convenza.
Hasta que me entregue.

Al fin.

sábado, 2 de marzo de 2019

Reflexión a lo Peter Brook


Mi vida es una obra en tres actos, 
con un segundo acto interminable...

sábado, 23 de febrero de 2019

De lo bueno, lo mejor



Si Dios hizo algo mejor, se lo guardó para el...

lunes, 18 de febrero de 2019

Hulk tiene sueño! (leerlo con voz de Hulk)

Los juegos de los chicos están hechos del mismo material que las ensoñaciones de los adultos; y es que, en general, lo que nos falta nos acompaña toda la vida, y nos define tanto como los rasgos que sí tenemos.

Y es que uno juega de chico a tener lo que no tiene, a ser lo que no es. Es una de las tantas funciones del juego, y me refiero a "funciones" en el sentido evolutivo: nuestra especie juega, al igual que otras, porque el juego se constituye en una ventaja evolutiva. Los cachorros del lobo aprenden a cazar jugando.

Pensando en lo que jugamos, y en lo que soñamos, trato de imaginar qué puede haber llevado a nuestra sociedad a necesitar y crear la figura del "Superhéroe". Una cosa es necesitar de modelos a seguir, héroes y hasta mártires; pero la figura exacerbada del superhéroe se me antoja una creación bastante reciente, y como siempre en estos casos, rebozante de ideología.

No nos alcanzaba con imaginar una persona y atestarla con las todas las virtudes que nuestra época valora, ya no nos alcanzaba un todo-hombre, necesitamos un super-hombre. Nietzsche agradecido.

Entonces los modelos ya no son humanos, son al menos sobrehumanos; y por lo tanto inalcanzables. 

Ahora bien, nuestra mente crea conceptos de a pares, más exactamente pares opuestos. Es impensable la belleza sin la fealdad, la inteligencia sin la estupidez, la luz sin la oscuridad. Entonces, la contracara de la figura del superhéroe viene calladita de regalo. Si existe un superhéroe, es porque existen los supervillanos.

Aquí la ideología: te venden el muñequito de Spiderman, y vos ya estás un pasito más cerca de aceptar que TODO el mal viene de un supervillano. Ya estás listo para alistarte en la próxima cruzada, para detonar la próxima bomba (subido a un coche-bomba o a un bombardero táctico).

Ojo! No estoy diciendo que alguien sea responsable de esto ni que sea planeado, ya tenemos demasiadas teorías conspirativas. Esto es así, porque así somos.

O al menos así son ustedes. Yo soy mejor!.

domingo, 17 de febrero de 2019

sábado, 16 de febrero de 2019

Iba a ser una gran entrada, pero estoy muy vago...





Te cuento un poquito, imaginate el resto.

Jane Austen fue una escritora británica, perteneciente a la burguesía rural, cuya obra refleja, sobre todo, la problemática de las mujeres en esa sociedad. El matrimonio, por supuesto, ocupa un lugar central en sus obras.

Resultado de imagen para orgullo y prejuicio
Entre sus novelas hay una, Orgullo y Prejuicio, que me gusta particularmente, incluso desde el título ("Pride and Prejudice" en el original). Fue llevada varias veces a la pantalla, yo vi un par y me parecieron realmente bien logradas.

Luego de una serie de primorosos desencuentros, los dos protagonistas principales, terminan por encontrarse. Para ello, sufren los deliciosos malos entendidos producto, cómo no, del orgullo y del prejuicio; no solo de los protagonistas sino de una sociedad tan rígida como la de esa época.

Todo esto con un estilo literario impecable y ameno.


Ahora bien...

Todo lo bueno es mejorable, y al final siempre aparece alguien con la suficiente vocación.

Resultado de imagen para orgullo y prejuicio y zombies libroSeth Grahame-Smith, luego de tantos años de disfrutar la historia como había salido de la pluma de Jane Austen, entendió qué hacía falta para mejorar lo aparentemente inmejorable. Y ahí nació... ORGULLO Y PREJUICIO Y ZOMBIS.

Esta nueva joya literaria fue, a su vez llevada a la pantalla, y al igual que su predecesora no perdió nada en el proceso.

Un reparto muy acertado, una ambientación cuidada, un ritmo que casi sin excepción respeta la "respiración" de la obra original...

Hay cosas que solo el tiempo ubica en su justo lugar. Así, sólo el tiempo dirá si en este caso la hija supera a la madre, mientras tanto, al menos podemos estar seguros que, al menos, está a su nivel.

Para despejar cualquier duda: no soy irónico. Un buen plan para un domingo lluvioso: ver la original, ir al baño, comer algo, estirar las piernas y ver la versión mejorada a puro zombi.

Que las disfruten!

miércoles, 13 de febrero de 2019

No lo vas a leer en ningún lado:

Existe una clase de pelotudo que no te gana una batalla, 
pero al final te gana la guerra.


domingo, 10 de febrero de 2019

Como decíamos ayer...

Fray Luis de León fue censurado, apresado y apartado de su cargo en la Universidad de Salamanca por obra de la "Santa Inquisición", allá por 1572. Cuando retomó su cátedra, casi cinco años después, comenzó la clase con su famoso "Como decíamos ayer...".

La misma frase fue utilizada, cuatro siglos más tarde, por Miguel de Unamuno al recuperar su puesto de rector en la misma Universidad, luego de su destierro durante la dictadura de Primo de Rivera.

En la vida, con apenas algunas variantes, todos nos repetimos mientras repetimos a su vez a otros muchos que nos precedieron. Es difícil, además de vanidoso, pensar que a esta altura de la historia uno pueda tener pensamientos originales.

Si necesariamente vamos a repetir a alguien, ¿por qué no repetir a alguien que valga la pena?

Entonces, como decíamos ayer...



lunes, 5 de marzo de 2012

Compro GPS metafísico. Pago al contado.

"Yo vivo para mi familia" dice el tipo, pero la mujer le pone los cuernos y los hijos no lo soportan.

"Mi trabajo es mi vida" dice otro tipo, y están esperando que se jubile para no gastar plata en indemnizarlo.

"Yo vivo para el arte" dice un tercer tipo, como si desparramar pintura sobre una tela fuera algo más que desparramar ego.



Yo, a esta altura, ya no se para qué vivo. 
Enserio, eh!

Si alguien lo sabe, que avise!


miércoles, 29 de febrero de 2012

Filosofate esta!

Normalmente nos dedicamos fervorosamente a encontrar la mejor manera de influir en los demás... Cómo hacer que X me ame? Cómo hacer que Y me contrate? Cómo hacer que Z me respete? Cómo conseguir que @ se quite la blusa?

Por supuesto, estas preguntas tienen tantas respuestas como uno quiera.

Otro enfoque sería pensar en cómo hacer para que los actos y opiniones de X, Y, Z y @ no me hagan infeliz. Para eso, no sería necesario tratar de manipular los sentimientos y pensamientos de tanta gente: solo los míos.

Si, ya se. Suena muy poco atractivo.

Bueno, yo sólo decía...


Hay quien dice que la felicidad es de los idiotas, pero yo sospecho que es tanto de los idiotas como de los inteligentes.
El infierno es de los que estamos en el medio.


martes, 10 de enero de 2012

Si son una familia muy normal....

Si, ya se que nada de lo que te contemos te va a volar la peluca.

No somos el clan Manson, yo no soy de la mafia siciliana, ella no es una vampiro, los chicos no son espías...

Pero eso no significa, indefectiblemente, que tengas que minimizar SIEMPRE todos nuestros problemas.

- En definitiva, son una familia normal...

Escuchame salame: a una familia normal le pasan cosas normales, como son normales la muerte, la infelicidad, la alienación y la falta de comunicación. Una familia normal tiene problemas normales, como son la neurosis, los trastornos alimenticios y las adicciones.

Y lamentablemente, a un terapeuta normal le pasan cosas normales, como son normales la mediocridad, la desidia y la soberbia.